De viaje con nuestro carlino

Jul 4, 2012 by     No Comments    Posted under: Consejos sobre el carlino

Viaje, esto significa que tu mascota también requiere de una seguridad, tanto para ir en coche, tren, barco o incluso en avión.

viaje

Irse de viaje en familia, peludos y no peludos, está claro lo divertido que es, pero tristemente cada año se producen miles de accidentes de tráfico con víctimas o daños materiales relacionados con animales domésticos. Por ello, es vital controlar al perrito siempre.
En fin, si tenemos ya el plan montado, es para disfrutar sin preocupaciones, ¡porque son vacaciones!
Para empezar todos los animales de compañía están obligados a su identificación (microchip o tatuaje), es un sistema práctico (nos guste la ley o no) para saber quiénes son los responsables de las mascotas en caso de accidentes, pérdida o abandono del animal. Y ahora será maravilloso viajar…:

En coche: El perro tiene que estar sujeto. Un carlino suelto a 50Km/h tendrá una carga de impacto de unos 300kg. Imagináos por ejemplo si va a parar a otro ocupante, al conductor, si está asomado por la ventana, a los pedales o cambio de marchas… Creo que lo mejor será dejar de imaginar y sujetarlo, la multa de 100 euros es lo de menos.
Lo podemos sujetar mediante una correa que una el arnés al cinturón de seguridad. Este sistema está bastante bien a pesar de tener que aspirar los pelos después…
Con la rejilla divisoria, del techo al suelo, pero esto lo dejamos mejor para perros grandes.
Con el transportín. Este es mi preferido, a parte de ser el más seguro. Se puede poner en el maletero o en el suelo detrás de los asientos delanteros.

En avión: Para viajar en avión, primero tiene que tener actualizada la vacuna contra la rabia, estar identificado con el microchip y tener pasaporte (te lo da el veterinario). Y depende de qué país alguna cosa más, qué rollo todo esto.
En el caso del carlino, pueden ir en la cabina en un transportín sólo si no superan los 8kg, y si no pues en la bodega también en un transportín apropiado. Pobrecito… más vale ponerlo a dieta una temporadita.

En barco: Hay que consultar con la compañía las condiciones especiales.
En el embarque-desembarque tienen que ir sujetos con correa y bozal (¿bozal de carlino?), ser los últimos en desembarcar y llevar la tarjeta sanitaria.
En el trayecto tienen que estar en el transportín, el propio o el del buque, que suele estar en la cubierta o en el garaje. Que esté fresquito y ventiladito.

En tren: En AVE, larga distancia, media distancia y AVANT el peso máximo es de 6kg, ¡qué poco! Y en transportín con unas dimensiones máximas de 60 x 35 x 35 cm.
En trenes de cercanías tienen que ir con correa y bozal (¿bozal de carlino? otra vez la risa) viajan totalmente gratis, menos mal.
Y poca cosa nos queda ya, es mejor darles de comer al llegar al destino y no antes, por si se marean y vomitan. La que se puede liar…
Y esto es todo amigos, si tenéis vacaciones pendientes sólo me queda decir: -¡Buen viaje!

– Algunas imágenes –