Pies de carlino 4X4

Nov 6, 2012 by     3 Comments    Posted under: Consejos sobre el carlino, Limpieza e higiene

Los pies o las patas del carlino son sensibles, deberíamos mantener las uñas cortas y llevarle a pisar arena o a nadar, de vez en cuando, para relajar la presión que hacen las uñas en el pie.

Si es que ir a la playa es relajante para cualquiera, ¡llévate la cámara por si le da un ataque carlinero! Es que a mí nunca me da tiempo de pillarlas en plena acción molosina.

A parte de las uñas, también daberíamos echarle un ojo a las almohadillas, que no tengan grietas (se pueden agrietar por ir por terrenos rocosos). Si no están acostumbrados va bien ponerles vaselina antes de pasear por ese tipo de terrenos. Si ya es demasiado tarde le podemos poner betadine (¡el multiuso!) o una pomada cicatrizante como la blastoestimulina.

Se le puede clavar algún objeto en la planta del pie y entre los dedos ¡qué dolor! Yo le he encontrado alguna espina o las típicas bolitas con pinchos que se te enganchan en los calcetines… ¡esas! Si este es el caso, pues nos tocará sacársela con pinzas y lavarle la pata con agua tibia y jabón, no creo que se deje mucho hurgar las patas, pero ¡que se acostumbre hombre, carlino! que luego le cae un premio.

En esta zona, el exceso de humedad puede provocar hongos o infecciones, así que nada de pijadas de ponerles zapatitos repipis mucho tiempo, por muy tentador que pueda parecer.

Puede tener el pie inflamado por este motivo y por muchas otras causas: almohadilla quemada, picadura, herida, dedo roto, uña rota… en veranito es cuando más suele pasar.

Y es que con lo chafarderos que son los carlinos, se meten en cualquier sitio. Si se les pega alquitrán, el aceite es buena cosa para eliminarlo. Qué monos son los pies de los pugs cachorrotes con los dedos separados, por cierto.

¡Suerte con la pedicura canina!